Demasiado al norte, pero nunca lo suficiente: estereotipos de lo norteño